El uso excesivo del teléfono celular en nuestros pequeños puede afectar su salud mental, física y psicológica, según informan estudios y especialistas.

En nuestro país y a nivel mundial su demanda va en aumento, ya sea en las actividades diarias o como una distracción, en menores y adultos.

Por eso la necesidad de que los padres de familia establezcan límites o reglas a los menores para evitar daños en su salud.

Varios especialistas consideran que los menores de tres años no deben tener acceso a dispositivos móviles.

Obesidad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que durante los últimos años aumentaron los casos de obesidad en niños y adolescentes. Esto esta relacionado directamente con la escasa actividad física debido al uso del celular. También se determinó que un tercio de los adolescentes entre 13 y 15 años de edad presentaban problemas de sobrepeso.

En el 2019 la OMS dio nuevas directrices acerca de actividad física, sedentarismo y sueño para niños menores de 5 años, elaboradas por un comité de expertos de la OMS.

En este informe se evaluó los efectos que tienen en los mas pequeños un sueño inadecuado y el tiempo que pasan sentados mirando pantallas o sujetos en sillas y carritos.

Según las nuevas directrices “el patrón de actividad general a lo largo de las 24 horas del día es clave: hay que reemplazar los periodos prolongados en que los niños permanecen sujetos o dedicados a actividades sedentarias frente a una pantalla por juegos más activos”.

Colegios Chaperito recomienda que en niños de tres a cuatro años el tiempo dedicado a actividades sedentarias frente a una pantalla no debe superar los 60 minutos.

Cambios en el horario de sueño

El uso de celulares, tablets u otros dispositivos móviles dos o tres horas antes de dormir puede provocar en niños y adolescentes falta de sueño y por consiguiente generar dolores de cabeza, dificultades de concentración en los estudios y hasta irritabilidad.

Hiperestimulación

A los menores de dos años expuestos a dispositivos móviles les puede provocar hiperestimulación sensorial y afectar la parte neurológica por lo que no duermen correctamente.

Calambres y adormecimiento de brazos y manos

Las manos son las más perjudicadas, seguidas por las muñecas, los codos y los hombros. Las lesiones, basicamente, se generan en los tendones lo que provoca la inflamación de los mismos e influye en la sensibilidad.

Aislamiento social

Los niños pueden convertirse en antisociales. El uso sin control de estos dispositivos puede generar dificultad para relacionarse con otros niños o para adaptarse a diferentes entornos. Psicólogos clínicos recomiendan a los padres ejercer una supervisión.

Problemas visuales

Uso excesivo de celulares afecta visión en menores de edad – DIARIO ROATÁN

La exposición continua a las pantallas de los celulares a temprana edad puede provocar problemas como miopía o astigmatismo.

El primer chequeo visual debe ser a partir de los cinco años así no se presente molestia. También se aconseja una visita frecuente al especialista como una medida de prevención.

Leave a Reply