Decir no a un adolescente puede parecer sencillo, sin embargo la realidad demuestra que continuamente los padres y educadores aceptan demandas que no estaban en sus planes. Muchas veces consienten peticiones que no esperaban conceder.
En este art铆culo encontrar谩s los mejores consejos para conseguir decir no a tu hijo cuando realmente lo necesitas.

驴Por qu茅 decimos s铆 cuando queremos decir no?

Decir no a un adolescente se complica a煤n m谩s. Muchas veces tu hijo no espera un no por respuesta, su entorno y los medios de comunicaci贸n le hacen creer que todo es posible.
Cuando te enfrentas como padre responsable a ese poder invisible empiezan los problemas, tanto es as铆, que en muchas ocasiones acabas aceptando cosas que no te hab铆as planteado, s贸lo porque la tendencia es esa y esto no s贸lo pasa en las familias, piensa en la cantidad de ventas que a diario realizan agentes comerciales a personas que no saben negarse a sus propuestas.

Razones para decir NO con mayor frecuencia

Si quieres ser capaz de decir no a un adolescente debes entender su utilidad e integrar esta rutina en tu vida cotidiana. Te contamos cuatro razones por las que deber铆as utilizar el no m谩s frecuentemente en la comunicaci贸n de tu hogar.

1) Decir no mejora la autoestima:

Habr谩s experimentado en multitud de ocasiones esta sensaci贸n. Cuando concedes algo a tu hijo siempre tienes la duda de si estar谩s haciendo bien las cosas. Un s铆 supone abrir una opci贸n en tu hogar que luego puede ser err贸nea y de la que ser谩s responsable. Por ejemplo si tu hijo te pide dormir fuera de casa un fin de semana y luego se mete en problemas. La soluci贸n m谩s razonable es que partas de un no y vayas ampliando el tiempo a medida que tu hijo demuestre madurez para poder ir llegando m谩s tarde. As铆 compartir茅is responsabilidades y t煤 estar谩s m谩s seguro de lo que concedes. Esto mejorar谩 tu autoestima y con ello el clima familiar y vuestra relaci贸n.

2) Mantiene el orden de tu hogar:

La organizaci贸n de una familia parte de los l铆mites que se marcan. Para que haya posibilidades abiertas deben existir otras cerradas. Es importante que limites aquellas opciones que amenacen el buen clima familiar y pongan en riesgo el orden de tu hogar. Recuerda que como adulto debes mantener tu criterio a pesar de que tu hijo decida incumplirlo. En este caso ten en cuenta que al ejercer su libertad podr谩 ver las consecuencias de sus actos y de romper el orden propuesto.

3) Permite enfrentar las cr铆ticas como algo constructivo:

Un NO puede ser vivido como algo personal y destructivo o como una posibilidad para crecer. Cuando tu hijo ha adquirido las capacidades para gestionar la frustraci贸n ser谩 m谩s h谩bil a la hora de enfrentar cr铆ticas y negativas emocionalmente, as铆 como aprovecharlas para crecer y aprender.

4) Mejora la comunicaci贸n y las habilidades de negociaci贸n de la familia:

Cuando hay una buena comunicaci贸n en la familia y el NO es visto como algo natural tu hijo estar谩 m谩s preparado para la negociaci贸n. Una buena capacidad para encajar los sentimientos que produce una cr铆tica o un NO hace m谩s f谩cil ver la situaci贸n con perspectiva. Y esta habilidad es clave a la hora de afrontar negociaciones o intentar cambiar el entorno a trav茅s de aportaciones personales. Si tu hijo est谩 acostumbrado a o铆r el NO por respuesta podr谩 gestionar mejor las emociones y la frustraci贸n que provoca y estar谩 abierto al di谩logo. En otras palabras, tu hijo desarrollar谩 una madurez y unas habilidades propias de un buen negociador.

Estas cuatro razones parecen suficientes para empezar a pensar que el uso del no es clave en una familia. Recuerda que un no siempre puede ser un quiz谩s. Las prohibiciones y normas pueden cambiar con la edad y madurez de tu hijo o las circunstancias de tu hogar.
Es m谩s productivo ver el no como una forma de demora que como una negativa absoluta. Es una herramienta temporal para la educaci贸n y protecci贸n de tu hijo que como padre tienes la responsabilidad de utilizar sabiamente.

Leave a Reply